A partir de mediados de agosto, no se podrá acceder a Biarritz (zonas rojas y azules), y en las ciudades de Bayonne y Anglet estarán prohibidas las manifestaciones. Por tanto será cerca de Urrugne, y las ciudades de Hendaya y Irún donde se organizará el anti-G7. Si la preparación de las instalaciones empezará a partir del 19 de agosto, el anti-G7 propiamente dicho, tendrá lugar a partir del 21 de agosto.

Llamado a tomar Biarritz desde Bayonne durante el G7, el sábado 24 de agosto.

Mientras que el mundo ha entrado dentro una extinción de masas, que el capitalismo destruye cada vez más nuestros territorios, que los estados endurecen cada vez más sus estructuras policiales, 7 jefes de estado intentaran reunirse en Biarritz del 24 al 26 de agosto.

Múltiples llamados han sido ya lanzados para protestar contra esta cumbre.

Pero la protesta no nos conviene, el año 2019, se ha demostrado a nivel mundial que la fuerza insurreccional de lxs rebeldes podía hacer temblar a lxs poderosxs. Como potencia destitutiva, no podemos contentarnos de una simple protesta. Somos una fuerza y ellxs lo saben. El lado vasco esta actualmente ocupado militarmente por la policía asesina, esto es una prueba que demuestra que lxs poderosxs tienen miedo. Y tienen mucha razón. En Hong Kong, millones de manifestantes tienen a la policía en jaque desde hace meses, en Francia, después de 10 meses de insurrección del movimiento de los chalecos amarillos, todo el mundo espera impacientemente de poder vengar Steve, la última víctima de los abusos policiales en la Bretaña. Muchos gobiernos han sido derrocados este año. Por todas partes, la gente ha entendido que la guerra que ha empezado es una guerra por la vida y contra la muerte.

Entonces qué hacer cuando las más poderosxs de este mundo se juntan en un lugar preciso para decidir el futuro del mundo? Qué hacer cuando 7 jefes de estado, cientos de diplomáticxs, políticxs y ministrxs serán encerradxs en un territorio preciso, justamente un territorio que es conocido por todxs por sus años de resistencia?

Hay que aprovechar este lugar estratégico como un punto débil del enemigo. Porque sí, ellxs estarán bien allí, lxs poderosxs, al alcance de la mano, por lo menos de adoquines y no será la distancia lo que les separará de nosotrxs, a pesar de unxs cuantxs miserable policías, cuando nosotrxs seremos decenas de millares. Y entonces será la ocasión de dar la vuelta a este mundo, de alcanzar Biarritz.

Nosotrxs, rebeldes sin nombre ni caras, llamaremos a todxs aquellxs que quieran acabar con este mundo destructor a que vengan a Bayonne el sábado 24 de agosto e invadir Biarritz, por todos los modos posibles. Llamaremos a todo el mundo a movilizarse, a pintar este llamamiento en las paredes de las ciudades, del campo, a sabotear la máquina represiva y económica por todas partes donde ellxs estén y a venir a partir del viernes a la noche ( incluso antes para evitar los controles de la policía en la carretera) para que el fin de semana del 24 al 26 signifique el principio de nuestra libertad. Las estrategias y la evolución de esta manifestación serán comunicadas in situ.